28 de mayo de 2010

Reflexiones de un paciente.


Hace no más de algunos días me encontraba como todos los viernes sentada en el acogedor pero serio estudio de la Licenciada Juliana. Me acomodé en medio del largo diván aterciopelado. Qué mejor manera de comenzar mis estudios de psicología que en ese lugar, ¿no?. No, no es tan así. Sí, debo admitir que son interesantes para mí las conclusiones a las que puede llegar desde los datos que yo le brindo, pero al cruzar la puerta de salida, deja de ser tan genial. Como sea, comencé a hablar como de costumbre, tocamos varios temas pero claro está, todos giraban al rededor del mismo problema, de la misma persona. Le comenté que me agradaba escribir, por lo que me preguntó qué tipo de cosas escribría. Le respondí que plasmaba en el papel lo que siento, crudo y sin censura, y que muchas veces, creaba narraciones, en las que me sentía claramente identificada desde cierto punto. Hoy me puse a pensar en eso y noté como he cambiado la manera de expresar mis ideas a lo largo del tiempo. Hace tiempo escribía a la gente únicamente para tratar de aconsejarla, pero gradualmente dejé de hacerlo para extenderme a "otros dominios" por así decirlo. Nunca me puse a pensar por qué había dejado de hacerlo hasta que llegué a cierta conclusión... No seré capaz de aconsejar a una persona si no puedo aconsejarme a mí misma. No seré capaz de ayudar a otras personas si no estoy bien yo, si no me puedo ayudar a mí, si no puedo estar bien conmigo misma. No puedo correr cuando aún no se caminar. Como sea, por más de que la mayoría de las cosas que deposito en el papel sean un tanto perturbadoras, es lo que soy en este instante. 

11 comentarios:

Let's dance dijo...

No seré capaz de aconsejar a una persona si no puedo aconsejarme a mí misma. No seré capaz de ayudar a otras personas si no estoy bien yo, si no me puedo ayudar a mí, si no puedo estar bien conmigo misma. No puedo correr cuando aún no se caminar.
Jusatamente, en una de mis entradas yo dije: es que como quieren que este bien con los demas cunad no puedo estar bienmigo misma? Es una contradiccion.. pero primero vengo yo y mi persona (porque YO soy el sol de mi ciudad) y luego bienen mis sere suqeridos, luego mis amigos no querios pero tampoco odiados y por ultimo viene Tatiana, mi enemiga.

Melodìas vibradoras dijo...

Que linda reflexión mujer!, es cierto, demasiado cierto, cómo podés intentar ayudar a otra persona si no te sentís bien con vos misma? es bueno plantearselo, y más si estudiás Psicología.
que andes genial mujercita.!

Lucy in the sky with diamonds- dijo...

Sí, loco; ya fue. ¡Aguante putear! Es hermoso. Nos da vida, libera endorfinas! (?) xD.
Saludos :).

La chica de las sonrisas dijo...

Preciosa conclusión la tuya, tienes toda la razón ;)

inés dijo...

concuerdo con let's dance. y por mi parte, te digo que sin importar lo que ande pasando, siempre me vas a tener a mi. el seis cumplis años. el siete te llega la carta (eso espero)

Stéphanie Caramel dijo...

estar bien con uno mismo antes que con los demás es el llamado "egoísmo sano". por suerte existe, o sino, todos nos contagiaríamos los nervios.

adolescente en proceso. dijo...

Tengo fija desde chica la idea de estudiar Psicología.Y es verdas si vos no tenes tus problemas resueltos , como ayudar a otras personas,.

Sophie dijo...

Es verdad... Es medio imposible aconsejar gente estando mal con uno mismo. Lejos.
No sería capaz de hacerlo, si no puedo hacerlo conmigo misma..
Si el papel te ayuda... que te ayudee
Un besito

Nico dijo...

Ya vas a andar mejor, vas a ver. Ponele pilas.

Abrazo grande.

Fucking Princess dijo...

Me encanto la conclusión!
Creo que coincido con el resto, es medio molesto aconsejar a alguien cuando uno esta mal...

rOo RAMONE dijo...

Demasiado.
Suficiente.