17 de agosto de 2010

Dear Juliana

Disculpame Juliana, pero es un hecho que simplemente no puedo tolerar. No puedo mirar a la cara a cierta gente y creer que todo ese conjunto de miseria y egoísmo es también un ser humano. En cierto punto creo que no debería existir una persona con cualidades tan grotescas e inservibles. No habla, no me preguntes por qué, pero el sujeto no habla. Es una especie de no se qué cosa. Aunque debo admitir que si hablara simplemente arruinaría toda la armonía que conseguí después de varias sesiones con vos, querida Juliana. Hará no más de dos días comencé a preguntarme qué cambios noto desde que comencé a recurrir a nuestras estimadas citas cada viernes. Y no fué hasta que tuve el valor de hacerme esa pregunta que descubrí todo lo que hiciste en mí. Aunque igualmente yo creo que fué un trabajo en equipo. Fué mi decisión utilizar las erramientas que me diste hace ya bastante tiempo para poder sacarles provecho y evitar que me rompiera el craneo contra la pared, como venía haciendo. Infinitos ocasos desviviéndome por otros seres, con la horrible tarea de cargar a mi pequeña pero fuerte columna, el destino deformado del resto del mundo, olvidando por completo que lo que a mi me interesa es mi destino propio. Luego de esta esclarecedora experiencia puedo decir que soy un poco más egoísta, pero también anexo a estos parrafos que superé en parte mi pequeña pero compleja crisis existencial. Ay Juliana, nos quedan tan pocas tardes rejuvenecedoras, ¡no puedo explicarte como las voy a extrañar! a vos, a tu manera de hablar tan pacífica y calma, a tus toques de humor, un poco verdad, un poco en broma. Voy a extrañar cometer mis tan conocidos actos fallidos en medio de mi repertorio, y mirarte de una manera particular, para comunicarte que había entendido fuerte y claro el mensaje que mi inconciente me estaba regalando. Creo que pudiste captar la esencia de todas esas miradas, o tal ves solo tengo la ilusion de que así sea. En fín, cualquiera haya sido el resultado, te puedo decir que en este momento ¡me siento bien!.

9 comentarios:

Arin dijo...

Lo más lindo del post es que me dice que estás bien, feliz, contenta, alegre. Me gusta mucho eso. Me encanta. Pero no sólo el mensaje es lindo, sino la forma en la que lo expresás, cómo usaste las palabras para decirme que sos una persona feliz. hace mucho que no escribo cosas enserio, tengo ganas de hacerlo. Tal vez esto me sirva para lograr hacer algo más importante que lo que vengo haciendo, que creo que no me conduce a ningún lado.

BUE, momento profundo en mi vida, sólo para vos en este blog. Gracias por aparecer otra vez en este mundo por el que te conocí, gracias por ser la mejor psicóloga y sista que pueda existir en este mundo.

Te amo.

Antonella P. dijo...

Es feo que te pase a vos tmb, pero es bueno que tengo alguien que lo entiende!

Y con respecto a tu texto, te entiendo un montón.. cuando fui a la psicóloga me hizo dar cuenta de un montón de cosas, entre ellas de que yo no soy la del problema como todos me hacen creer, si no que son ellos los que no entienden mi forma de ver la vida, que no está mal encima.
De a ratos pienso en volver, extraño esa sensación de sentir que hay UNA persona en el mundo mayor de 40 años que me entiende.
Que lindo que puedas ver los resultados y sean positivos, si la psicología se hace bien, es increíble los buenos efectos que puede hacer.

Anto P.

David Criado. dijo...

lo importante siempre es el resulado :P

Stéphanie Caramel dijo...

que bueno que puedas esclarecer tus dudas existenciales, que de a poco puedas ser egoísta de un modo sano y te quites de encima preocupaciones ajenas.
a mi, me falta hacer todo eso.

Nico dijo...

Moraleja: no vayas más a lo de juliana a tirar la plata, escribí en el blog!!

Abrazooooooo.

:) dijo...

A veces lo que más cuenta solamente es el resultado, y no el esfuerzo que haya supuesto.

adolescente en proceso. dijo...

Hace mucho tiempo que no pasaba por acá y recuerdo la ultima entrada que tambien hablabas de ella de Juliana , yo hace tiempo me vengo planteando lo de ir a una Psicologa/terapeuta pero claro mis padres nunca lo entenderian para que necesito ir , que lastima que ya te queden pocas seciones con ella , disfrutala .
Un besito corazón ~

Valentina es así. dijo...

Es increíble como un psicólogo tiene el poder de curarte del todo, o de dejarte hecho mierda.
Me alegro que te encuentres bien.
Abrazo.

Sophie dijo...

Es bueno sentirse libre. Y feliz.