5 de febrero de 2011

Memento Mori

Nunca había perdido a alguien tan cercano. Mi mente siempre se preguntaba cómo sería cuando sucediera... y jamás me imaginé que sería ella. La muerte estaba muy lejos de mis expectativas en ese momento, de las de todas... nos tomó realmente por sorpresa. Hace tan solo unos días la vida de mi amiga se estaba extinguiendo. Lloramos como bebés durante horas, y no pudimos encontrar el consuelo en practicamente nada ni nadie.Hacía tiempo no lloraba de la manera en que lo hice aquella noche lejos de mi hogar. Sentí abrazos interminables, palabras reconfortantes, besos que parecían curar un momento de horror que no tenía fin. Tuve una pequeña discusión esa noche, me dijeron "el destino de cada uno esta escrito y nada se puede hacer", eso me pareció de lo más asqueroso y no me pude quedar callada... para mí cada palabra de esa oración estaba errada... luego me fui serenando lentamente. Unas noches después soñé con Lara, con su sonrisa infinita... que hermosa estaba, radiante como siempre lo había sido. Me recuerdo tratando de atraparla, de sujetarla, quería que se quedara conmigo y asegurarme que estaba bien. En todo el lapso del sueño no pude tocarla ni una sola vez, me fué imposible rozarla. Se había ido y mi subconciente lo había procesado finalmente. Desperté con una melancolía que me ahogaba y al rato sentí la voz de mi madre por el teléfono: dulce y serena intentaba calmarme a la distancia, estabamos lejos por lo que ella sabía que era lo único que podía hacer. Me largué al llanto de manera desconsolada cuando escuché sus sabias palabras. Me hacía tanta falta un abrazo de ella, sentirme cuidada y protegida, sentir su olor y saber que todo estaría bien. Las situaciones de este tipo movilizan a la gente, la hacen pensar más de la cuenta... replantearse creencias y demás. Debo admitir que luego de su muerte creí por unos segundos que estaba en algún lugar, no sé por qué lo hice, pero mi yo estaba totalmente convencido de que estaba bien en algun sitio. Me sentí observada por unos minutos y luego recordé el tipo de fé que me caracterizaba. La mañana siguiente, luego de su velatorio, al que lamentablemente no pude asistir, me sentí mucho mas liviana, tranquila, con paz. La habían despedido y eso me hizo felíz. Por aca dejaste mucha gente que te ama. Te extraño Lara, y siempre lo voy a hacer, por lo menos hasta que te encuentre en algún otro sueño. 

7 comentarios:

Kattia dijo...

al menos ahora vez las cosas mas tranquila
ella siempre estara cerca de ti...
espero que no te moleste que haya llegado a tu blog sin avisar
un beso bella :)

euge dijo...

Vos sabés, que esa noche, soñé que estábamos en el departamento de Sb, aunque no era ese, pero viste cuando en el sueño es? Bueno, la cosa es que me acuerdo de Marian C. y Lari, que bailaba.. y sonreía con esa sonrisa tan única y tan de ella...
Y si bien no tengo la misma fé que vos, mi ideal de descanso en paz es eso... no existían florcitas, ni familiares queridos ni nada más qe la paz después de la vida... pero ahora no puedo más que pensar que está con Magu, y con todas las personas que quiso, mirándonos, escuchándonos, riendo, así, luminosa y brillando... no puedo pensar que es de otra forma.
Y respecto al sueño, tengo todo el tiempo en la cabeza una canción que dice "no te pongas triste corazón, que el sol no va a brillar... quédate tranquila que va a haber tiempo para bailar"
Es esa la interpretación que le doy a mi sueño.. con cómo era ella no me queda otra.
Arriba amiga, te amo

Sophie dijo...

Siempre va a estar con vos. Nunca dudes de eso. De alguna manera u otra siempre va a estar cerca tuyo.

Lucy in the sky - dijo...

Que lindo debe ser tener un amigo como Páez Vilaró :). Yo admiraría muchísimo a un amigo que haga cosas tan lindas ^^. Lo admiro igual, aunque no sea mi amigo, claro.
El lugar es hermoso, es bastante peculiar y deslumbrante; yo terminé ahí de pedo, mientras recorría Punta del Este en una excursión; y me enamoré. Ojalá puedas conocerlo algún día, no tiene desperdicio :).
La muerte de un ser querido es, sin duda alguna, una de las peores cosas que nos pueden pasar U.U. Nunca me pasó con ningún amigo, pero sí con un familiar (y vaya que la quería (L)), así que te acompaño en sentimiento. Por más que sean pérdidas diferentes, te puedo asegurar que comprendo a la perfección tu dolor :/. Y también tu indignación al escuchar esa frase tan errada. Resignarse a creer que el destino está escrito me parece mediocre y cruel; me alegra ver que no coincidís con quien sea que te haya dicho eso. El destino lo escibe cada uno. Claro que en el camino hay cosas irremediables contra las que no se puede luchar, pero ocurren por casualidad o por alguna causa, pero esa causa nada tiene que ver con el destino.
Yo soñé un par de veces con la persona a la que perdí. Es extraño: por un lado, te levantás triste, más nostálgico que de costumbre; desolado; pero por el otro, aunque sea la recordaste, y eso siempre es lindo. Porque por más que duela una pérdida, los recuerdos felices están, aunque a veces nos lleve tiempo recordar a alguien con una sonrisa en la cara, sin tanto dolor.
Fuerza, otra cosa no puedo decirte, porque pasé y paso por lo que estás pasando vos, y no se si existen consuelos para esto. Pero así es la vida y hay que seguir remándola, otra no queda, por más que muchas veces este plan parezca una completa cagada.
Saludos.

inés dijo...

No creo que haya palabras que puedan calmar lo feo del momento, hacer aparecer un rayito de sol, pero creo que un poco alienta saber que hay (y siempre va a haber) gente que esté ahí para vos. Siempre. Para vos, me alegro muchísimo de decir que soy una de ellas, siempre voy a estar cuando lo necesites, tefi. Te quiero muchísimo, con el tiempo todo va a ser mejor, nunca como antes, pero mejor, y ella siempre va a estar mientras la recuerdes.

Nico dijo...

Sin palabras.

Abrazo grande.

Nati dijo...

Se me puso la piel de gallina. Me intriga saber qué le pasó pero también me parece desubicado preguntarte.
Creo que después de lo tan puro que escribiste no hay mucho por decir. En estas situaciones, en general, a las palabras se las lleva el viento.
Solo te mando un abrazo virtual y te deseo que te recuperes. La vida da miles de vueltas, se apura, va lento, nos juega, se esconde, grita, amaga. Hay que entenderla. O no. Pero vivirla. Un besito y fuerza.